Gracias por su visita.

14 de agosto de 2017

AQUIÉTATE RELÁJATE Y MEDITA

La paz interior que anhelas está muy cerca si sacas tiempo para entrar en el espacio luminoso de lo beatífico.

Un buen medio es aprender a aquietarte, relajarte y meditar. No es arduo si creas el hábito de hacerlo.

En el oriente un niño aprende eso desde pequeño y obtiene todas las ganancias que esas vivencias nos regalan.

Practica la relajación diaria y serás mucho más sereno y ecuánime, más compasivo y tolerante.

En internet busca la música de Deuter que es tan hermosa, busca un lugar tranquilo, recuéstate y sigue cuatro pasos:

1. Cierra tus ojos y haz respiraciones pausadas un buen rato.

2. Distensiona tu cuerpo de pies a cabeza.

3. Visualízate en un lugar precioso para controlar tu mente. Rueda un video allí observando y palpando la belleza.

4. Hazte consciente de la amorosa presencia de Dios como tu Amado. Siéntelo, vívelo, respíralo, ámalo y vibra con su amor.

Al inicio suele costar y lo haces mejor si te guían.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios

Seguir en Facebook

EnPazyArmonia