Gracias por su visita.

7 de agosto de 2017

EL SÍNDROME DEL IMPOSTOR.

El “síndrome del impostor”, término acuñado en los años setenta, se refiere al temor de no ser tan capaz o inteligente como creen los demás. Este tipo de personas le atribuyen su éxito a factores externos como la buena suerte, o a factores como la personalidad en vez del talento. Según ciertos estudios psicológicos, dos de cada cinco personas exitosas se consideran a sí mismas impostoras.

Otros estudios han revelado que 70% de las personas se considera un impostor en algún momento de su vida. “Hay personas que mientras más triunfan, más impostoras se sienten”, afirma Valerie Young, que desarrolla programas profesionales sobre el tema. “Sienten que están engañando a la gente. Hay una disonancia entre la imagen que tienen de sí mismas y la realidad”.

El síndrome del impostor es especialmente problemático entre las mujeres. Las ejecutivas son aún tan raras en el mundo de los negocios, que muchas se sienten vigiladas. Además, siente que su desempeño incide directamente en la imagen de las demás mujeres. Pero también hay razones culturales. “Hay evidencia de que cuando lo niños están creciendo, suelen culpar factores externos: ‘el otro equipo hizo trampa, el árbitro no era justo, el maestro no nos dio suficiente tiempo para estudiar’”, señala Young. En cambio, “las niñas tienden a culparse a sí mismas. Así que, cuando no logran cerrar una venta, el cliente no está diciendo que no le gusta el producto sino que la vendedora no es adecuada”.

Los estudios revelan que mujeres y hombres experimentan por igual el síndrome del impostor; sin embargo, “eso no es lo que yo he encontrado”, asegura Young. “Si conozco a un hombre, digamos en un avión, y le cuento sobre este problema, suele contestar: ‘Eso es una estupidez, por qué alguien se sentiría así’”.

El síndrome del impostor o síndrome de fraude, es un fenómeno psicológico en el que la gente es incapaz de internalizar sus logros. No es una enfermedad mental oficialmente reconocida, y no se encuentra entre las condiciones descritas en el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, pero ha sido el sujeto de numerosos libros y artículos por psicólogos y educadores.

NOTA: TODO TIENE SU ORIGEN EN LA EDUCACIÓN, LOS VALORES Y EN UNA BAJA AUTOESTIMA


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios

Seguir en Facebook

EnPazyArmonia